El PSOE quiere que las ciudades tengan más ingresos fiscales

José Carlos Díez, coordinador de la ponencia económica, apuesta por impulsar la la innovación y la tecnología en las empresas

La ponencia económica que el PSOE presenta mañana apuesta por una economía de las ciudades en la que los ayuntamientos disfruten de una mayor participación en los impuestos estatales. Este primer documento, coordinado por el economista José Carlos Díez, contiene las líneas maestras de la política económica del proyecto socialista, para el que es prioritario impulsar la transferencia de la educación y la innovación a la economía.

"España tiene una oportunidad para ser una referencia en Europa", explica el economista José Carlos Díez, el coordinador de la ponencia económica del PSOE, cuyas líneas maestras se desvelarán este sábado y aspiran a marcar el paso de la socialdemocracia europea. Díez es consciente de las incertidumbres del mundo globalizado actual, con el riesgo del Brexit y Trump en el horizonte más cercano. El comercio mundial está cambiando a lomos de la tecnología y del impulso de los gigantes asiáticos. En este convulso escenario cree que el futuro pasa por convertir a España en una plataforma logística que sea nexo de unión de Africa y América Latina con Europa. Para ello apuesta por una reindustrialización vinculada a los puertos tanto del Mediterráneo como los de la cornisa atlántica.

El economista destaca que el país ya cuenta con un plan radial de conexiones, incluidas la red aeroportuaria y portuaria. Lo que falta es la interconexión del tráfico de mercancías a través de vías ferroviarias. El corredor del Mediterráneo aliviaría sustancialmente el transporte por carretera y contribuiría a reducir la contaminación. El coordinador de la ponencia económica recalca que España puede aprovechar la falta de adaptación del Canal de Suez a los nuevos buques post Panama (hasta 20.000 contenedores) e incluso restar parte de la cuota de mercado de Rotterdam, el principal puerto comunitario. "Podemos conseguir reindustrializar los puertos para aumentar el valor añadido y la producción industrial", apunta.

Díez explica que en paralelo hay que apostar por "la economía de las ciudades y economía de la cultura". Apuesta por crear incentivos para atraer las grandes empresas tecnológicas y las sociedades que salgan huyendo de Londres por el Brexit. "España es muy competitiva para venir de vacaciones pero también para hacer negocios. Primero porque el empresario va a vivir mejor aquí con más nivel de vida, mejor clima, y buenos profesionales". Eso, agrega, permitirá obtener recursos para hacer las ciudades más habitables. Los socialistas estudian una propuesta para mejorar la financiación de los Ayuntamientos mediante una mayor participación de los municipios en la cesta de impuestos estatal. "El municipio va a ser el motor del desarrollo económico", insiste.

Sobre el modelo de crecimiento, el economista apuesta por crear mecanismos para aumentar el tamaño de las empresas. "Que las empresas con 10 trabajadores pasen a tener 100 empleados". Para hacer eso, explica, hay que articular procesos de innovación. Para ello hay que fortalecer las conexiones con la universidad y la ciencia y mejorar las líneas de financiación. Por eso, plantea que el ICO se transforme en una agencia que ofrezca financiación a empresas innovadoras con un alto potencial de crecimiento y creación de empleo. Y que los créditos se condicionen a proyectos de innovación que sean evaluados.

Renta mínima flexible

Sobre la renta mínima, una de las principales apuestas de la izquierda, se muestra ambicioso y plantea afinar la propuesta aprobada en el Congreso completándola para que "haya incentivos para fomentar el trabajo y volverá a la actividad". La propuesta pasa por crear una renta mínima flexible y variable hasta alcanzar el salario mínimo. Esta renta mínima podría vincularse a un plan de políticas activas con un plan renove de edificios públicos para parados de larga duración, la industria fotovoltaica o para el sector medioambiental que ganará importancia en el futuro. Para financiarlo, plantea tirar de los cerca de 3.000 millones en bonificaciones al empleo que en su opinión no están dando el resultado esperado: "Con el plan renove de edificios puedes crear 150.000 empleos".

Díez plantea una revisión completa de los impuestos. Aboga por simplificar los tributos. ¿Y cómo ingresar más? Solo revirtiendo la reforma laboral, precisa, y con una buena negociación colectiva, subiendo los salarios, el experto sostiene que se podrían obtener 7.000 millones más sin tocar los tipos. Respecto a la reforma laboral piensa en un modelo de flexibilidad interna similar al que ha llevado a cabo el sector del automóvil en España durante la crisis. "Son mecanismos más estables que evitan la destrucción de empleo". Por eso, Díez aboga por establecer mecanismos para subir los salarios. "Queremos cambiar el contrato de prácticas, reconocer públicamente a las empresas que hacen esto", concluye.

Fuente: El País

Actualidad

Prev Next

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información