Una apuesta sin marcha atrás hacia modelos de movilidad urbana sostenible

La Declaración de Bilbao sienta las bases de un "compromiso total" con la movilidad urbana sostenible

La Declaración de Bilbao se suscribe con el objetivo de implementar modelos de movilidad urbana sostenible. Para ello se adquieren los compromisos tales como crear espacios de intercambios de ideas y favorecer marcos normativos de cara a una planificación urbana al servicio de la movilidad sostenible, o fomentar el uso del transporte colectivo a través de redes de transporte público. Las propuestas concretas son las siguientes:

"Siendo conscientes del importante papel que desempeñan las ciudades para enfrentar los retos y oportunidades del siglo XXI , reunidos en Bilbao representantes de gobiernos locales, organizaciones internacionales, empresas privadas del sector de la automoción, el transporte, la energía, la tecnología y los servicios de movilidad, decidimos firmar la presente Declaración de Bilbao en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, comprometiéndonos a realizar las siguientes acciones:

Gobernanza Urbana y políticas públicas

1.    Los gobiernos locales de las ciudades, como líderes territoriales, se comprometen a crear espacios de intercambio de ideas y participación ciudadana con el fin de nutrir la toma de decisiones en materia de movilidad urbana con la mayor representatividad de todas las partes afectadas. En este sentido, se comprometen a ser partícipes de este sistema de gobernanza las empresas con capacidad de incidencia, organizaciones de la sociedad civil que representan el interés general de la ciudadanía, los centros académicos que proveen información necesaria, y otras administraciones públicas del mismo o diferente nivel que aporten una visión metropolitana y multinivel a la movilidad urbana.

2.    Los órganos de gobierno se comprometen a favorecer marcos normativos que permitan el desarrollo de nuevos modelos de movilidad, regulando los estándares mínimos que aseguren la sostenibilidad medioambiental y el bienestar social. En esta línea, se comprometen a crear incentivos positivos que estimulen el desarrollo socioeconómico basado en la movilidad urbana sostenible. Por su parte, las empresas se comprometen a cumplir con los marcos normativos y a desarrollar nuevos negocios en torno a la sostenibilidad como pilar de los futuros modelos de movilidad.

3.    Los gobiernos locales se comprometen a poner la planificación urbana al servicio de la movilidad sostenible, amabilizando el espacio público, favoreciendo los modelos de movilidad activa, integrando nuevas formas de movilidad y garantizando el adecuado funcionamiento de sistemas de transporte público eficientes, sostenibles e inclusivos.

Desarrollo económico

4.    Las empresas de transporte y automoción se comprometen a orientar de forma progresiva sus procesos de diseño y producción relacionados con la movilidad hacia medios de transporte sostenibles, que generen el mínimo impacto en el medioambiente, al mismo tiempo que sean seguros y eficientes.

5.    Las empresas y órganos de gobierno se comprometen a establecer una hoja de ruta que impulse el proceso de transición energética de una forma colaborativa, que tenga en cuenta las problemáticas medioambientales y la realidad socioeconómica. Más concretamente, las empresas de la industria de la movilidad eléctrica y los gobiernos se comprometen a establecer un plan común de implementación de la movilidad eléctrica en las ciudades, facilitando la construcción de infraestructuras de carga.

6. Las empresas de transporte, automoción y tecnología se comprometen a poner sus procesos de I+D+i en nuevas tecnologías, como IoT, inteligencia artificial, blockchain o big data, al servicio de la movilidad urbana sostenible. Por su parte, los gobiernos locales se comprometen a integrar estos avances en sus programas de Smart City, reforzando la movilidad inteligente a través de la implementación de Smart parking, traffic control, automated vehicles, etc. Asimismo, las empresas que trabajen en el manejo de datos personales o sensibles de la ciudadanía se comprometen a proteger su privacidad, mientras que las autoridades públicas velarán por el cumplimiento de este compromiso.

Perspectiva de género e inclusión social

7.    Las autoridades encargadas de la planificación del transporte y la movilidad en las ciudades implementarán la perspectiva de género. Para ello desarrollarán actuaciones fundamentadas en la equidad de género, es decir, que tomen en cuenta las necesidades diferenciadas y patrones de movilidad de mujeres y hombres. Se promoverá asimismo la participación de las mujeres en la toma de decisiones para diseñar sistemas de transporte más seguros y accesibles que no limiten su movilidad.

8.    Los agentes involucrados en la movilidad urbana sostenible trabajarán para favorecer la inclusión social de toda la ciudadanía. En este sentido, los gobiernos locales se comprometen a diseñar sus sistemas de transporte público atendiendo a las demandas de los colectivos de población más vulnerable, como las personas con diversidad funcional y personas en riesgo de exclusión social. Por su parte, las empresas privadas colaborarán en la formulación e implementación de estas actuaciones inclusivas.

9.    Los gobiernos locales se comprometen a fomentar el uso del transporte colectivo a través de la inversión de las infraestructuras de redes de trasporte público, con el objetivo de que ofrezcan servicios que garanticen una buena cobertura horaria y territorial, y su acceso sea lo más asequible posible para las personas usuarias. Por su parte, las empresas de transporte y proveedores se comprometen a diseñar medios de transporte eficientes y no contaminantes.

Protección medioambiental

10. Los gobiernos locales se comprometen a llevar a cabo todas aquellas actuaciones en materia de movilidad urbana que buscan la reducción de la contaminación del aire y acústica, favoreciendo así la calidad de vida de sus habitantes. Las empresas privadas se comprometen a buscar alternativas en sus modelos de movilidad alineadas con las estrategias de cero emisiones".

Fuente: FEMP

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información