Montoro pide el diálogo para una reforma local que no reducirá la capacidad de los Ayuntamientos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha invitado hoy a todos los grupos parlamentarios al diálogo para la reforma local y ha asegurado que la última intención del Gobierno es "reducir la capacidad operativa de ayuntamientos de la importancia de Barcelona".

Montoro ha respondido así a varias preguntas efectuadas en la sesión de control al Gobierno en el Congreso por diputados socialistas sobre la reforma de la administración local y sus consecuencias en los servicios públicos que reciben los ciudadanos.

El ministro ha subrayado que el ánimo del Ejecutivo está basado en el diálogo y se ha mostrado seguro de que cuando la reforma local se transforme en proyecto de ley se buscarán "lugares de coincidencia" con todos los grupos políticos de la Cámara.

Ha insistido en que los objetivos de esta reforma son evitar la duplicidad de competencias entre las administraciones públicas e impulsar el municipalismo en España, así como mejorar los servicios públicos que reciben los ciudadanos.

Montoro ha destacado que se trata de recuperar la política porque el Gobierno conoce el compromiso de ésta con la cercanía a los ciudadanos y "es importante conservarlo", al tiempo que ha dicho que es compatible con lograr servicios públicos "más eficientes, menos costosos y que tengan que ser sufragados con menos impuestos".

A su juicio, "la política tiene alma" y está en las personas que "van a salir ganando" con el proyecto de ley de la reforma local, en referencia a los alcaldes y concejales.

El ministro ha reiterado su invitación al diálogo a todos los grupos parlamentarios y, en concreto, al PSOE para "buscar coincidencias y planteamientos" y "despejar incertidumbres".

"Hagamos una gran ley de bases de régimen local en la que todos nos podamos sentir representados", ha destacado, antes de abogar por conformar un mapa municipal "donde cada una de las ciudades se encuentren a si mismas y de manera efectiva" logren el "armazón jurídico para llevar adelante sus competencias".

Así, ha pedido que no se lance la idea de que el anteproyecto responde a una reducción del déficit público porque es "innecesario", ya que las corporaciones locales, ha recordado, van a cerrar 2012 por debajo incluso de las dos décimas ya anunciadas.

Por el contrario, Montoro ha dicho que el ánimo de la reforma es la "reorganización de las competencias" y que "haya responsabilidad política adscrita a cada una de las administraciones" y con respecto a los ciudadanos.

La diputada socialista Meritxell Batet ha considerado que la reforma "no respeta la diversidad" de las comunidades autónomas ni las competencias atribuidas en los estatutos y se ha referido en concreto al caso de Cataluña donde, en su opinión, se produce una "auténtica invasión competencial".

La reforma, ha continuado, también vulnera la autonomía local y por tanto la Constitución y la Carta Europea de Autonomía Local, a la vez que ha considerado que "pretende vaciar de competencias a los ayuntamientos para dárselas a las diputaciones".

"Esto ni ahorra dinero ni evita duplicidades", ha agregado Batet.

En un mismo sentido se ha expresado el diputado Albert Soler, quien ha defendido la Carta Municipal de Barcelona y ha manifestado que esta reforma "atenta contra el municipalismo, la autogestión y la eficacia de una ciudad como Barcelona", por lo que "empeora la vida de los ciudadanos".

Montoro, que ha felicitado a Barcelona por la gestión del ayuntamiento, le ha respondido: "No le quepa duda de que la última intención es reducir la capacidad operativa de ayuntamientos de la importancia de Barcelona".

"Barcelona fue y es referencia internacional por su capacidad de gestión y no se merece que se la trate así. Barcelona no necesita esta ley", ha asegurado el diputado socialista Soler.

Su compañero de partido, el diputado Luis Tudanca, ha preguntado a Montoro por cómo va a afectar la reforma a los servicios que los ayuntamientos prestan a los ciudadanos ya que, en su opinión, esta ley solo persigue la privatización. "Y privatización no es sostenibilidad", ha agregado.

Fuente: EFE

Actualidad

Prev Next

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información