Los parados madrileños con prestaciones tendrán que trabajar para los ayuntamientos.

La Comunidad de Madrid ha publicado en su Boletín Oficial la orden por la cual se regulan las subvenciones para realización de proyectos del programa de recualificación profesional de desempleados participantes en trabajos temporales de colaboración social.

Traduciendo, la Comunidad de Madrid ha dado luz verde a un nuevo plan de colaboración por el que los desempleados que reciben prestaciones tendrán que trabajar para los ayuntamientos de la Comunidad si quieren seguir recibiendo su prestación y a cambio de un complemento a esa prestación o subsidio por desempleo", de "formación" y de "orientación laboral".

Según este nuevo plan, los ayuntamientos podrán solicitar hasta 100 desempleados en el próximo mes. Además, recibirán subvenciones regionales por cubrir estas plazas.

Para la secretaria de Políticas de Empleo de CCOO de Madrid, Mari Cruz Elvira, se trata de "una nueva medida que excluye a quienes más lo necesitan por llevar más tiempo en paro". Según ella, lo mismo ocurre con el proyecto piloto puesto en marcha en cuatro oficinas de empleo, por el que se establece como prioridad ofrecer las escasas ofertas de trabajo a los desempleados con prestaciones.

Las actividades de práctica profesional, formación y orientación profesional no podrán exceder de ocho horas al día. En el caso de la formación, la duración será de diez horas por cada mes de duración de la obra, que no podrá superar los 6 meses, y no tiene que estar vinculada específicamente al puesto de trabajo que el desempleado desarrolla.

El desempleado, según lo publicado en el Boletín, tendrá la obligación de asistir y cumplir el horario establecido; de realizar con aprovechamiento las obras o servicios a las que sean adscritos; de seguir con aprovechamiento las enseñanzas teórico-prácticas que se impartan.

Por su parte, la consejera de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, ha asegurado este miércoles que el programa ha tenido "gran éxito" en las comunidades autonómicas donde se ha explicado e incluso, se han generado listas de espera.

Mariño ha insistido en que es "una normativa del año 82 que hasta ahora ha sido aplicada por parte de Andalucía y el Gobierno de la Nación en época de José Luis Rodríguez Zapatero, que a día de hoy sigue vigente en Cataluña y que "ha tenido un gran éxito en las comunidades donde se está aplicando hasta el extremo que hay listas de espera".

Mariño ha relatado que si hay trabajadores que se presentan y no pueden participar en el programa, "corre la lista" porque "hay muchísima demanda". No obstante, ha asegurado que "nada tiene que ver con empleo público y o Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de los ayuntamientos".

A cambio, el parado recibe "experiencia profesional en la obra o servicio, formación oficial o formación promovida por los servicios públicos de empleo o formación en tecnologías de la información y comunicación, idiomas, trabajo en equipo, prevención de riesgos laborales, u otras materias transversales y orientación profesional para la búsqueda activa de empleo y, en su caso, para el desarrollo de una iniciativa emprendedora, con una duración de ocho horas al mes".

Los ayuntamientos recibirán, por su parte, unas subvenciones que estarán destinadas a sufragar "los costes del complemento de la prestación o subsidio por desempleo, los costes de desplazamiento y de la cuota por accidente de trabajo y enfermedad profesional".

La subvención se establece "en 500 euros por desempleado participante al mes" y de cinco euros para los gastos de formación por cada hora recibida por cada desempleado participante.

CCOO ha explicado que estos trabajos temporales de colaboración social no tienen la consideración de trabajos por cuenta ajena, aunque la jornada pueda ser de ocho horas diarias, ya que el desempleado está obligado a desempeñar un trabajo de utilidad pública.

Éste, sin embargo, "no será contratado ni dado de alta en la Seguridad Social, aunque percibirá una renta que complementa su prestación por desempleo con su base reguladora mientras va consumiendo dicha prestación".

Comisiones Obreras de Madrid entiende que con esta medida la Comunidad quiere compensar a los ayuntamientos las obras y servicios que las entidades locales han dejado de prestar como consecuencia de los recortes, utilizando para ello los fondos que debieran ser destinados a las políticas activas de empleo y al conjunto de los parados.

Por su parte, el PSOE ha criticado el plan y ha asegurado que la la reforma laboral ampara este tipo de medidas "discriminatorias".

"Es una malísima medida, una forma de economía sumergida, de empleo encubierto cobrando una prestación por desempleo. Y el origen de estas medidas claramente discriminatorias y que perjudican de forma clara a los parados está en la reforma laboral, que realmente ampara, da cobijo legal, a este tipo de medidas", ha dicho la diputada Soraya Rodríguez.

El diputado de IU Gaspar Llamazares ha denunciado este tipo demano de obra "casi esclava" y "a bajo precio" que, a su juicio, pretende imponer la Comunidad de Madrid.

"No se trata de utilizar una mano de obra casi esclava, por no decirlo de otra manera a bajo precio, sino de que se cree empleo de calidad, y confundir empleo de calidad con las prestaciones sociales es una equivocación", ha subrayado.

Fuente: El Mundo

Actualidad

Prev Next

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información