AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN – Izagirre permite que sus asesores hagan funciones de los concejales.

El PSE censura que Txapartegi usurpa funciones de un miembro del Gobierno.

El alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, de Bildu, se ha propuesto dejar en papel mojado la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que impide a los ediles no electos ejercer funciones propias de un miembro del Gobierno municipal. El regidor donostiarra tuvo que cesar a finales del mes pasado a Jabi Vitoria y Nerea Txapartegi como delegados de Hacienda y de Cultura, respectivamente, para cumplir con el fallo del alto tribunal. A ambos les recolocó como asesores para que pudieran seguir siendo “las referencias en sus áreas”. El caso de Txapartegi es un ejemplo de ello. El grupo socialista ha denunciado el “fraude” y la “usurpación de funciones” que está cometiendo Txapartegi al asumir responsabilidades propias de un representante del Gobierno foral.

Txapartegi intervino el lunes en la presentación de los conciertos de la Semana Grande donostiarra y del cartel de las fiestas, según el PSE, haciendo las veces de delegada de Cultura, cargo que ahora corresponde a Naiara Sampedro.

Precisamente, el Boletín Oficial de Gipuzkoa publicó ese mismo día el nombramiento de Txapartegi como asesora de Bildu, y el de Vitoria como asesor de la segunda teniente de alcalde. Han dejado de ser delegados de sus áreas a todos los efectos. La concejala socialista Marisol Garmendia ha criticado que “el desmedido afán de protagonismo de Txapartegi no tiene límites. Pagaría por salir en los medios”. La edil del PSE le ha recordado que “ahora no es miembro del Gobierno local y no decide nada en la ciudad”.

No es la primera vez que Txapartegi, una vez desposeída de su responsabilidad como delegada de Cultura, ha seguido presidiendo actos oficiales del Ayuntamiento, exposiciones y ruedas de prensa relacionadas con actividades culturales o de euskera. Garmendia le acusa de “agarrarse a la silla” y responsabilizó a Izagirre de “burlar la ley día sí y día también” al permitir que Txapartegi continúe actuando como la cabeza visible del departamento de Cultura. “Ya sabemos que para el alcalde, más que un gobierno, son una cuadrilla de amigos, pero no es de recibo convertir algo serio, como el gobierno de una ciudad, en el local de la cuadrilla, por el que pasa gente asumiendo funciones que no le corresponden”, según Garmendia.

Los socialistas han presentado de cara al próximo Pleno una interpelación en la que preguntan al alcalde por qué los exdelegados “siguen asumiendo funciones políticas que no les corresponden por ley” y cuestionan las razones por las que estos cometidos no los asumen los concejales designados para dirigir esas áreas.

El mismo caso que el de Vitoria y Txapartegi se dio en el Ayuntamiento de Bilbao con Andoni Aldekoa, que dejó de ser el consejero delegado del Ayuntamiento y participaba como tal en los plenos municipales, y ha pasado a ser nombrado director delegado del gabinete del alcalde, Iñaki Azkuna.

Fuente: El País.

Actualidad

Prev Next

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información