PSPV y Compromís frenan la moción de censura en Tavernes de la Valldigna

El equipo de gobierno de Tavernes de la Valldigna, formado por PSPV y Compromís, ha logrado paralizar la moción de censura que habían presentado el Partido Popular y una edil tránsfuga de Esquerra Unida para convertir en alcalde a Manuel Vidal (PP) y cuyo debate se había previsto para este miércoles.

Según han informado a EFE fuentes de este consistorio, antes del inicio del pleno se ha constituido la denominada 'mesa de edad' integrada por la edil más longeva, la portavoz socialista Carmen Canet, y la más joven,Carmen Alario, del PP.

Una vez conformada esta mesa de edad, órgano encargado de presidir la sesión plenaria, la portavoz socialista ha esgrimido un informe jurídico del Ayuntamiento que concluye que, de seguir adelante con la moción de censura y permitir su voto, podría incurrir en prevaricación, motivo por el cual ha optado por paralizar el pleno.

A pesar de la oposición de la integrante del PP en esta mesa de edad, la decisión de la socialista se ha impuesto por cuestiones legales al valer su voto doble, como presidenta, en caso de empate.

Dicho informe plantea que, a la hora de aceptar el trámite de la moción de censura, no se había tenido en cuenta el hecho de que la edil tránsfuga de EU, Karina Vercher, había sido expulsada de esa formación.

Fuentes del PP consultadas por EFE han explicado que los ediles de esta formación han impugnado el acta del pleno, que plantearán un recurso contencioso-administrativo y que estás valorando la posibilidad de abrir incluso una vía penal, al entender que la edil socialista ha incurrido en un delito de prevaricación.

El pleno, que ha podido ser seguido por megafonía desde el exterior gracias a la instalación de altavoces, se ha celebrado sin incidentes, si bien se han producido concentraciones de rechazo a la moción frente al Consistorio, cuyos accesos han estado custodiados por agentes de la Guardia Civil.

Por otra parte, está pendiente de resolución el recurso presentado por el Ayuntamiento la semana pasada, que tiene como objetivo certificar la expulsión de la edil tránsfuga del grupo de Esquerra Unida y por tanto invalidar su voto en una posible nueva moción de censura.

La edil Karina Vercher, cuyo voto es decisivo, fue expulsada de Esquerra Unida hace más de un año, pero todavía conserva la condición de concejal de esta formación política porque así se le concedió de forma cautelar.

Vercher solicitó la suspensión cautelar de su expulsión como edil de Esquerra Unida, que se produjo en marzo de 2012, una petición que le fue concedida por una jueza de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Provincial de Valencia en segunda instancia.

Esta suspensión cautelar fue recurrida por el Ayuntamiento de Tavernes, cuya letrada entiende que la jueza que admitió la citada suspensión cautelar incurrió en un fallo de interpretación, al entender que el pleno no se opuso a la misma cuando sí que produjo esa oposición de forma expresa, según la mismas fuentes.

Si la edil Vercher formase parte del grupo de concejales no adscritos, como se defiende en el recurso presentado, la moción de censura no podría prosperar atendiendo a la conocida como ley antitransfuguismo.

La Ley de Régimen Electoral General contempla, en lo relativo a las mociones de censura, que si alguno de los concejales proponentes ha formado parte del mismo partido que el alcalde o ha dejado de pertenecer al grupo al que se adscribió al principio de su mandato, la mayoría exigida se verá incrementada en el mismo número de ediles que se encuentren en tales circunstancias, diez en este caso, de forma que el voto de Vercher quedaría anulado en la práctica.

Fuente: EFE

Actualidad

Prev Next

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Aceptar consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información